fire

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistaddocumentalesxo descargar un link

MI TIERRA





 

 

 

México en el alma

(México vive hoy una encrucijada entre el viejo y el nuevo México.
A mi país dedico esta serie de cinco poemas.)

Antes de que el corderillo grite
“Salid, niños, del mundo; id a buscarla!…”
Cesar Vallejo



Antes de que el sol recrimine a las pupilas
por qué hicieron de las sombras el resplandor de la mirada;
Antes, aún, de que en la orilla de la acantilada orilla
busquéis el por qué no hubo territorio
para anidar a las semillas, ni nido alguno
donde maniobrar los azadones
-pobres pájaros yertos a los que nadie enseñó del canto,
y pobre canto palaciego que en el aire extravió el paso
ante un emigrar sin alas y un plumaje sin destino-;
Antes, entonces, de los besos traicionados,
del gallo tres veces traicionado,
del “¿tú también, hermano?”, traicionado;
de la cruz en los óleos que fueron un medioevo traicionado
(santos inquisitoriales maniobrando látigos de acero);
Antes, luego digo, de que el cordero grite a los poblados
al ver las fauces, no del lobo,
sino del pastor cuando el engaño,
y verlo en plena burla y deprecio,
con guante blanco y estocada,
apuntándole a las patas del cordero,
a la laringe y al cogote del cordero,
a la testa con cabeza de animal y de cordero;
Antes, digo entonces, antes de que el águila al áspid aprese
y a fuerza de estatutos levante la pirámide del rito
para desollar la piedra y despeñarla al inframundo
por un dogma inhumano en flechamientos,
por un corazón sangrando entre las manos;
Antes, y aún antes de que la pólvora enrojezca las miradas,
de que la cólera se trueque en respiros
y las inhalaciones nos castiguen por mil siglos;
Digo e insisto: antes de que las manos se vuelvan los casquillos
de un rostro inerte devorando al corderillo:
¡Buscad los niños!
¡Buscadlos ya!
¡Llamadles pronto!
- . -
Manipuleo
“Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.”
Joseph Goebbels

Clamó Poncio Pilatos: “La muerte es de la muerte. Corran la voz.”
¡Así sea!, declararon los patricios.
El Senado decretó la ley: “El muerto ya es muerto”.
Y esparcieron por el viento la proclama de ipso facto.
Por el foro, el decumanus, el anfiteatro, resonó mil veces,
un millón, diez mil millones: “El muerto anda en su muerte…”
Del pueblo, la voz fue convicción: “El muerto es el cadáver”.
Y Lázaro, ya estando en pie, respirando,
y atosigado por la hablilla en multitudes,
se inhaló cadáver.
- . -

Los brigadistas del 68

No fueron la plaza muerta, los adoquines muertos,
las lágrimas encharcadas en los volantes que entregaron,
tampoco la libertad en el omóplato bajo grilletes.
No, no fueron ciudadanos hombres más allá de lo humano.
Pasión. ¡Simplemente, pasión!
Fueron los que se colgaron el día en las pupilas
para que se abriera el sol, al otro lado,
entre las cejas y el futuro, entre la frente y el porvenir,
entre el sí y las generaciones.
Fueron las otras manos, las llenas del estoy,
los condenados a la nueva vida -estoy presente-,
los que sin otra garganta más que el grito del hoy es el mañana
levantaron polvo y libro y puño y pluma,
hasta la altura de los ojos, hasta la infinita verdad de las palabras.
¡Pasión!… Fue eso, y las gargantas.
¡Pasión!… Fueron los cielos en las marchas
y los pájaros saltando, regalando alas, ofertando plumas,
llamándose pregones libertarios,
los que a los pies pusieron no un cardo sino el suelo,
y mostraron letras que al vello en su tinta erizaron.
¡Pasión!… Y la emoción del vuelo.
Y de repente, se alzaron, volvieron nuevamente,
los cíclopes del verbo, los mástiles del viento,
venían gritando su urbana indumentaria,
su alquimia de presente en el pasado,
su voluntad de ave desencadenada.
¡Pasión!… ¡Pasión!… ¡Y orgullo!
¡Es un honor, valientes!
¡Es un honor!
¡Es un honor!
- . -
Es un honor
A Andrés Manuel López Obrador

Desde la militancia de mi alma que cubre a mis ojos,
que responde a una sola palabra, a una firme cabalgata,
porque mi corazón es el guerrero de su historia,
es el batallón de mi alegría,
quien me convoca a la victoria,
es un honor, soldado, decir que voy en marcha.
- . -

Despertar de las azucenas

¡Qué multitud de hombres era el hombre!
Nada más a uno convocaron,
con su convicción de muchos,
con su autoridad de todos,
con su necesidad total.
Sólo uno salió a tomar las manos,
sus desiguales brazos, sus diferentes hombros,
sus tan distintos codos, sus colectivas uñas,
sus comunales vellos.
Y cuando abrió los ojos,
¡qué multitud de hombres iban en ese hombre!





He aquí algo sobre Colima, mi tierra....

Más que un escenario taurino, la plaza “La Petatera” se considera una joya cultural histórica, conocida y reconocida a nivel internacional y nacional, que surge como un arco iris con toda sus espléndida coloración. Este coloso se construye año con año, por lo que es una de las de mayor antigüedad en el mundo de los toros; pero, al mismo tiempo, su renacimiento la convierte en la más nueva, es una joya cultural de nuestro país, con tres siglos de tradición.
La Petatera lleva este nombre, desde hace 140 años, debido al material con el que se arma anualmente, tarea en la que se emplean dos meses para alzar la plaza original, donde no se utiliza un solo clavo, sino únicamente madera, mecates y petates, materiales de los cuales se derivó el nombre de esta plaza de toros.

FOTO: Desiderio


*Plaza de toros La Petatera*
Villa de Alvarez: Col.






Jaripeo/Villa de Alvarez, Col
 





*ZONA MáGICA*

En esta carretera cerca de la ciudad de Colima, después de la bella Comala de Juan Rulfo, se encuentra esta bajada que mas bien es subida, ya que si dejas tu auto en neutral sube por la cuesta en lugar de bajar, es realmente algo inexplicable....








Comala...

Se ubica en el estado de Colima, a 30 minutos de su capital. El nombre de la localidad significa “lugar de comales”, del náhuatl Comalli, y un dato curioso, que le hace distintiva del resto del país, es que presenta una gran cantidad de casas blancas con rojos tejados, lo que produce un mágico y bello contraste, único de ese lugar. En 1988 fue declarado Zona de Monumentos Históricos y el 2002 fue elegido para formar parte del programa nacional “Pueblos Mágicos de México”. Se encuentra a 6 kilómetros de la ciudad de Colima. Sin lugar a duda, Comala es sitio fantástico de excepcional belleza, y famoso por ser ‘El pueblo blanco de América’




Catedral de Colima






*****







Volcán de Fuego
Colima; Méx.





en plena erupción...


****







Manzanillo
Colima


(Capital Mundial del Pez Vela)

Roca  elefante
Manzanillo; Col
Méx.


Volcán Everman
Isla Socorro
(archipiélago de revillagigedo)
Manzanillo; Col.
Méx.


Las Hadas
Marina
Manzanillo; Col.
Méx.


Playa Olas Altas






Santiago Surf
Manzanillo


* * * * *







LA VIOLENCIA


Odio toda violencia:
La violencia de la carne
Y la violencia del espíritu

que no conoce el perdón,
que no sabe de padres
De hijos, de esposos o de sangre.
La violencia de la carne,
La que conoce la tortura
Del poder del miedo.
La que espera agazapada
El paso tranquilo de la víctima.
La violencia de la carne
La del corazón-motor
Para aplastar al hermano,
La de manos de pistolero,
La de ojos de halcón.
Temo más la violencia del espíritu,
La que no se mancha de sangre,
la que afila las palabras-cuchillo
La que se oculta en un silencio cobarde.
La violencia del espíritu,
La que mira desde las celosías,
La que observa en silencio
El trazo candente de las balas.
La violencia del espíritu,
Enmascarada con razones,
con sentimientos deformes,
La que se oculta en la  falsa alegría.
La violencia ciega,
La violencia sin nombre,
La violencia absoluta,
La violencia sin padre,
La violencia religiosa,
La violencia serpiente,
La violencia cuchillo,
La violencia misil,
La violencia silencio,
La violencia razonable,
La violencia interminable.
La violencia se arrastra
Sobre charcos de sangre,
Deglute la carne,
No sufre, no descansa,
No espera ni desespera,
No sufre ni padece,
No tiene frío ni calor,
No come ni bebe,
No nace ni muere.
La que está en todas partes,
La que te alcanza sigilosa,
La que te habla en la noche,
La que rompe tu ventana,
La que quema tu coche,
La que mira al niño que juega,
La que no respeta al anciano,
La que no responde a tu ruego,
La que se ríe mientras otros lloran.
En el principio era el silencio,
Las tinieblas lo cubrían todo
Y la violencia se agazapaba
en la nada, fiera y acechante,
Esperando el anunciado Apocalipsis.
Cuando la muerte al fin se hizo carne,
Ella se retiró a su cubil infame. 

 Ermantis

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Versión Web